viernes, 28 de septiembre de 2012

JUAN LUCAS ANDRÍN

De 2 a 3 segundos.
Mi amigo Gregorio tiene
un avioncito de madera balsa_
no lo saca al intemperie nunca
y lo tiene hace tiempo
guardado bajo llave/
pero a mí _ me lo presta en los sueños/
me elevo en él
sobre las casas y edificios de la ciudad
escapo así de su bostezo
esquivo los carteles los árboles las antenas
hasta que
comienza a desinflarse como
los salvavidas _ en los océanos íntimos
de la niñez/
voy a dar entonces
a un mínimo jardín de árboles bajos
donde Sol (la hija de Gregorio)
me cuenta sobre ranas transparentes
e insectos que ellas sola descubre
en su inocencia de mujer maravilla/
pero al regreso
de ese mundo que dejamos atrás
yo sigo fatalmente acá
y Gregorio caminando por el cuarto
donde espera
que ese avioncito
sea al menos
alguna vez _ de nuevo
de papel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario